jueves, 23 de julio de 2015

Exclamo Ahora Y Luego

Rezo a los espíritus del mar,
Que me acarician.
Son frutos de la flor viva,
Que avivan mi credo,
Hacia la luz perdida.

Hay líneas disecadas,
En el terreno asombrado,
Del bosque fértil.
Cuidaran mis espaldas,
A la respuesta del soldado.

Lanzan al horizonte,
Las armas en enfado.
Miran mis ojos en pregunta,
Entre la oración predicada,
Que en el verso ignoraba.

Exclamo ahora y luego,
Nadie me escucha.
Los espíritus ya sonríen,
Cesa la lucha.

El hombre perseguido,
Mas que hombre,
Es niño.
Es sombra de los juegos...
Y las palabras de su creer
De su adolescencia, del odiar...
O del querer.

Es actor, escritor,
Ante los dolores de la vida;
Ante la madre que le llora en su primer llanto.
Ante el llanto último,
Que ha de llorarle el hijo cuando ella,
De la vida haya zarpado.

El día esta al humo de la historia,
Se esfuma…
Pensó y ahora razona.
Ah arrepentimiento!
Cuantos secretos!...
Cuantos no fueron!...
Y cuantos no sobraron.

Ser arrepentido,
Cuanto no serlo!
Cuánta razón!
Pero por tropiezo… -Bendito el recuerdo-
El alma grita, se pregunta, respira y escucha…
¿Y cuanto al cuanto?
Cuanta vida, cuanta muda!

Me habla y callo.
Me hablas y me sorprendes…
Y aun callo.
La mirada es conclusión,
Y aun callo.
Me retiro.

Y hay silencio.


Luis J. Cabrè!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada